viernes, 31 de octubre de 2014

Octubre se va.



Qué mes tan bello este mes de Octubre. Todavía las hojas de los árboles siguen tan verdes como cuando nacen.
Pero hay tanto sufrimiento fuera de este paraíso regalado que duele mucho más que cualquier otro dolor porque es un dolor que sigue, y sigue, y sigue. No termina nunca. Es tan fino como el dolor de una persona que ama porque es cautiva de un amor y no se olvida de doler, porque doliendo ama.


+Capuchino de Silos


'